¿Dispuesto a vivir?

Vivir significa enfrentarse a la vida. Reir, discutir, sentir. Enfadarse y alegrarse. Opinar. Aceptar y rechazar. Vivir comprende un término base: luchar. Desear no morir. Querer seguir adelante siempre. Vivir significa querer vivir bien. No dejar que el tiempo pase y morir deprimido. Intentemos hacer que nuestra vida sea mejor. Hablemos... No sé, ¿de vivir?

martes, 30 de noviembre de 2010

Felicidad



Cuando nos hablan de felicidad normalmente no sabemos a qué se refiere la gente. Hay muchos tipos de felicidad y demasiadas facetas de la vida en las que ser feliz.

Mirando la R.A.E he llegado a una conclusión clara, la felicidad completa existe. Según sus acepciones, exactamente la primera, una persona es feliz cuando recibe un bien, genial, zas en toda la boca a todos, venga, mintámonos, el dinero no hace la felicidad, que va… ¡Según ellos sí! Imagínate, tienes muchos millones y cada día te puedes comprar un montón de cosas que te hacen feliz… Pero esa felicidad es efímera.

No existe una persona que sea completamente feliz. Si alguien viene a restregártelo, miente. El caso es que una acumulación de acontecimientos que desencadenen determinados sentimientos sí que te pueden hacer feliz. Si alguien a quien ves todos los días está feliz, en serio, dale la enhorabuena, ha conseguido engañarse de una manera abrumadora.

Pero en general, en la vida no existen realmente las cosas absolutas, así que en esto de sentir no iba a ser distinto. En la sociedad que estamos nunca podrás ser feliz completamente, siempre querrás algo más, buscarás algo más, o necesitarás algo más. Siempre habrá algún vacío que llenar y que te alejará de esa felicidad total.

Ahora mismo soy feliz, he conseguido mis seis primeros créditos en la universidad, he dormido toda la tarde y sé que tengo una razón que siempre incentivará al resto: Hay alguien en el mundo que corresponde mi amor, y eso sí que me hace feliz y hace a las demás causas más pequeñas.

¿Dentro de un rato? No seré feliz. No tengo café y me va a tocar bajarme al chino ahora, con el frío que hace, a comprarlo porque me toca quedarme hasta tarde estudiando. Mañana tengo un examen que no se que esperar de él y, aun que se que hay alguien que me ama, joder, el resto de cosas me hacen mucho la puñeta.

Así que no, la felicidad absoluta no existe realmente. Pero en el fondo… ¿Podemos juzgar a alguien por querer engañarse?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no soy de las que me engaño y lo sabes bro =) Ni tú tampoco y yo lo sé. ¿Sabes lo que sé? Que estamos jodidos con PAUV y que mañana hemos de ir juntos a cierto sitio, y sí luego ya iré yo solita, tranquilo =)
Te loffffffffffffff

Danny Confessor dijo...

Jajaja, si, mañana vamos juntos tonta, y cuando pueda ir quiero ir contigo, pero habrá dias que no pueda.... ñaaa ta loviu to