¿Dispuesto a vivir?

Vivir significa enfrentarse a la vida. Reir, discutir, sentir. Enfadarse y alegrarse. Opinar. Aceptar y rechazar. Vivir comprende un término base: luchar. Desear no morir. Querer seguir adelante siempre. Vivir significa querer vivir bien. No dejar que el tiempo pase y morir deprimido. Intentemos hacer que nuestra vida sea mejor. Hablemos... No sé, ¿de vivir?

jueves, 11 de noviembre de 2010

Confianza



Quién dijo que es fácil confiar, que seguro alguien soltó tal perla, era gilipollas. Confiar es difícil y cuando te pasas una vida siendo desconfiado, más.

Las relaciones afectivas de todo tipo se basan en eso, en dar y recibir confianza, en expresar sentimientos. No te confundas, que alguien te cuente toda su vida con detalles no implica que confíe en ti, solo que es un poco charlatán. La verdadera confianza se basa en la expresión de los sentimientos, ser capaz de mostrarte tal y como eres cuando lo pasas mal, e intentar contagiar tu felicidad a quien deseas cuando estás bien.

A lo largo de tu vida te vas a encontrar multitud de personas que valoran en distinta medida la confianza. Hay gente frívola, para mal, a los cuales no les importarás nada, cuando te abras a ellos te rechazarán o simplemente se pondrán a pensar en otra cosa. Por otro lado hay otro tipo de personas que, al contrario, te escucharán y te prestarán atención, se interesarán. Cuidado, aquí hay dos tipos de personas, aquellas en las cuales puedes confiar ya que pueden convertirse en el tiempo en amigos verdaderos, y las peores, las que utilizarán la información que les des para hacer daño.

No se me puede olvidar la peor calaña a nivel de confianza, la gente que te oprime y te subyuga, esa que intenta obligarte a confiar en ellos, esos que, por intentar saber más, te intentan obligar a confiar, para intentar crear lazos que puede que tu no quieras crear. Cuidado con ellos. Cada persona tarda más en abrirse o no, y luego está el hecho de que quieran hacerlo o no, nunca intentes obligar a alguien a que confíen en ti, no funciona, y alejarás a esa persona lejos, muy lejos.

Pero en la confianza no es todo malo. Al final del camino, cuando confías en alguien y te devuelve ese sentimiento, puedes declarar que has encontrado un amigo de verdad. Ese que no quiere saber por saber, el mismo al que le interesa lo que te pase y como te pase por que disfruta compartiendo esos sentimientos contigo. Al que le da igual lo que le vayas a contar, llorará contigo y brincará de emoción con tus sonrisas. De igual manera tú lo harás con ella, y te darás cuenta de algo, poder confiar plenamente en alguien ha sido lo más difícil en tu vida, pero una vez lo tienes no quieres dejarlo escapar.

Para Cris,
feliz cumpleaños rubia.

1 comentario:

Cristina dijo...

Ais cari =) gracias, te adoro Aliaga!!! con todo mi corazón, lo sabes