¿Dispuesto a vivir?

Vivir significa enfrentarse a la vida. Reir, discutir, sentir. Enfadarse y alegrarse. Opinar. Aceptar y rechazar. Vivir comprende un término base: luchar. Desear no morir. Querer seguir adelante siempre. Vivir significa querer vivir bien. No dejar que el tiempo pase y morir deprimido. Intentemos hacer que nuestra vida sea mejor. Hablemos... No sé, ¿de vivir?

domingo, 21 de noviembre de 2010

La imagen del alma



Dicen que una foto vale más que mil palabras. Como estudiante de comunicación audiovisual me deberían de matar por lo siguiente pero… ¡Creo que es mentira!
Pensaros en la adaptación de cualquier libro al cine. La adaptación siempre es peor, y la parte graciosa es que siempre decimos que se dejaron de contar cosas. ¿Sería factible utilizar como guión (que no como libreto, que es como normalmente se utilizan los libros) un libro para hacer su película? No. ¿Por qué? Por que saldrían películas de siete horas, y por lo tanto, la foto no valdría mil palabras, valdría lo que vale el libro, exactamente.

¿Por qué esta defensa de los libros? Porque, a diferencia de las películas, tienen una atemporalidad mayor, y tienen una característica mucho más importante: Las buenas películas son las que se ven en el cine, por lo tanto, están hechas para el gran público, para que una amplia cantidad de gente vea lo mismo o intente ver lo mismo, sin embargo los libros son distintos, son algo personal, algo para el público en general pero que se disfruta individualmente. Una película trabaja en tu cerebro el tiempo que dura, unas dos horas, pese a que te deje moraleja no puede compararse con un libro, el cual ha pasado en tu cabeza horas, incluso días. Puedes volver a ver una película, pero la expectación que te deja un libro de querer ver lo siguiente, no te lo deja una película, no en códigos temporales.

Esto me lleva a la creencia compartida entre libros y películas. ¿Cuál es la verdadera función de ambos? Reventar la imaginación. Hacernos vivir cosas que nunca vivimos y sentir emociones que es probable que nunca sintamos. Hacernos ver otros lugares, sitios en los que nunca estaremos, hacer volar nuestra imaginación, hacernos reír, llorar, hacernos sentir. Que cuando luego nos toque vivir esas situaciones sonriamos estúpidamente porque parece que estamos viviendo un libro, o nuestra propia película.

No sé que me deparará esta vida, pero sí se una cosa. Aun que quizás no me apasionen las asignaturas que estudio, me apasiona el fin. Tanto si termino escribiendo novelas, como dirigiendo películas o, aun que termine simplemente tirando cables, estaré orgulloso de algo: Ser parte de eso que nos hace vivir cosas que nunca vivimos, de eso que hace que puedas olvidarte de tu vida un rato, de la herramienta que hace que se creen en nuestra mente sensaciones que nunca tuviste, seré feliz haciendonos imaginar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

I think the same as you, bro. The goal is the best we've got right now.

Loviuuuuuuuuu

Danny Confessor dijo...

*-* You're so cute to be real!!!