¿Dispuesto a vivir?

Vivir significa enfrentarse a la vida. Reir, discutir, sentir. Enfadarse y alegrarse. Opinar. Aceptar y rechazar. Vivir comprende un término base: luchar. Desear no morir. Querer seguir adelante siempre. Vivir significa querer vivir bien. No dejar que el tiempo pase y morir deprimido. Intentemos hacer que nuestra vida sea mejor. Hablemos... No sé, ¿de vivir?

domingo, 12 de diciembre de 2010

Lista clausurada



Hace unos años, aproximadamente tres, cuando aún era un niñato, decidí hacer algo que marcaría mi posterior evolución como persona. Un gesto idiota, en cierto tono de jacta, pero que en el fondo me marcó: Hice una lista.

No se trata de una lista cualquiera, se trataba de una lista digna del mejor cazador. En ella no había nombres, simplemente había datos sueltos, la edad de todos los sujetos, medidas físicas, quizás algún detalle sobresaliente en su actuación y fin. La cosa más jodidamente fría que he podido hacer en mi vida. No aparecían personas, aparecían víctimas.

Llevaba varios meses sin actualizarla, tenía una razón para no hacerlo. Sin embargo ayer volví a abrirla y escribí en ella. El número 40. Fue distinto ésta vez, fue un paso duro pero conseguí darlo. ¿Que lo hizo diferente a la veces anteriores? En la descripción en vez de datos sueltos escribí un par de oraciones completas. Pero eso no cambió el resultado, lo convertí en uno más, uno más como el resto, uno más del montón.

No puedo negar que me doliera hacerlo, pero sentí una liberación inmensa. Se trataba del último paso para poder respirar de verdad, pero se convirtió involuntariamente en algo más. El tener una lista es algo frívolo, que hace que carezca de sentimientos y cualquier tipo de emoción. Que vea al resto como carnaza en vez de personas ha hecho que eso me contenga emocionalmente. Así que he hecho algo que jamás me planteé. Ya no habrá víctimas, pues las personas que conozco apartir de ahora quedarán en mi cabeza si es que lo merecen, así que he clausurado la lista.

Está terminada, con ese último número termina mi último atisbo de insensatez precoz. Quizás pueda parecer una idiotez el dejar de escribir en un papel pero cuando ese papel te ha acompañado durante años y jamás ha parado de recordarte en lo que te estabas convirtiendo es ,como mínimo, bastante duro.

Ya no soy ese vividor sin sentimientos y este es el primer paso hacia mi felicidad. Me he cansado de negarme un futuro cuando siempre lo he tenido ahí. He quedado exhausto de vivir una rutina interior que me destruía y me quemaba por dentro, así que esta es mi oportunidad. He conseguido verme en la foto de mi futuro y tengo una cosa clara que quiero hacer ahora que no tengo esa lista: quiero sonreír, quiero saber esperar, sufrir, llorar, alegrarme de verdad. Quiero, en definitiva, sentir.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Los pelos como escarpias. Simplemente me alegro por ti y has hecho lo correcto, uno más y así acaba la historia. No vale ni 2 míseros euros.

4 =) Te quiero!

Aguien en concreto dijo...

Me alegro de tu decisión, no te merece y lo sabes. Además, alguien como tu , aunque algo borde, lo tiene todo a sus pies.
Un besazo

Anónimo dijo...

Bueno, niño la verdad es que me alegra que hallas dado el paso de romper con la parte "mala" de ti y centrarte en la parte buena tuya, que esta hay aunque aveces no la veas y es muchiiiiiiiiiiiiiisiiiiiiiiiiiiimaaaaaaaaaa, de hecho si algunos de nosotros seguimos a tu lao por algo sera no? pq no creo q todos seamos una panda de masoquistas o algo asi... y ya sabes a vivir la vida y a pensar en el futuro y a reir y si en algun momento te da u bajon o un algo... releete la ultima parte de este post y recuerda lo que te he dicho yo en ese comentario,
MUAK,

daniphii dijo...

Pues... Qué quieres que te diga, tocayo... Que hasta somos tocayos de vivencias y todo. He de admitir que me has removido por dentro. Y que nuevamente veo por la red a alguien con quien me siento identificado, alguien que le echó huevos a la vida y se convirtió en lo que más valoro en estos momentos de mí mismo. En un antimártir.

Un saludo.

Danny Confessor dijo...

Gracias a todos por leer el blog. Dani, me alegra haber llegado a conmoverte, en el fondo es el fin de este blog, despertar la fibra sensible de la gente y conseguir, dentro de lo posible, que puedan sentir.