¿Dispuesto a vivir?

Vivir significa enfrentarse a la vida. Reir, discutir, sentir. Enfadarse y alegrarse. Opinar. Aceptar y rechazar. Vivir comprende un término base: luchar. Desear no morir. Querer seguir adelante siempre. Vivir significa querer vivir bien. No dejar que el tiempo pase y morir deprimido. Intentemos hacer que nuestra vida sea mejor. Hablemos... No sé, ¿de vivir?

jueves, 1 de diciembre de 2011

Oscuridad


No sé qué me está pasando, ni a mí, ni a la gente más cercana de mi entorno. Creo que nos ha mirado un tuerto a través de un ciego o algo similar, porque la forma en la que está acabando el año no la entiendo, con la cantidad de cosas que se han construido, derruido y vuelto a construir a lo largo de los últimos meses y parece ser que la única forma de acabar todo va a ser mal, para que lo que venga tenga que ser mejor.

En cuanto a este respecto no solo me refiero a mí, dentro de lo que cabe no estoy tan mal, simplemente tengo un asunto entre manos que me trae de cabeza, por el simple hecho de que mi capacidad de raciocinio se está mermando, no soy capaz más que de dejar que el tiempo pase sin más y ver qué sucederá después. Sé que estoy mal, pero sé que podría estar peor, y en vez decidir cambiar ese hecho he decidido dejarlo pasar, a la espera de que sin más, por arte de magia o por propio desgaste de la situación todo coja un nuevo cauce en el que, con suerte, mi cabeza se decidirá de una vez y las voces del pasado dejarán de aplastarme contra el suelo.

A principios de año todo deslumbraraba, era brillante y parecía no poder ir nada mal. Por supuesto lo que parecía un diamante desde lejos, de cerca, según me he ido aproximando con el paso de los meses, no ha resultado ser más que un montón de estiércol iluminado de forma esplendorosa por una cantidad ingente de focos muy caros.

Según ha ido avanzado este año me han pasado muchas cosas, muchas buenas y muchas malas. El tiempo me ha ayudado a aprender a discernir unas de otras y a quedarme con las buenas vivencias, puesto que son las únicas que merece la pena ser recordadas. El único problema en la actualidad es cuando no tienes tiempo para recordar, no, porque a tu alrededor hay un montón de oscuridad acercándose más y más cada día que pasa, y de nada sirve que recurras al recuerdo, puesto que la oscuridad está al acecho, y cuando te despistas un instante, te atrapa. El tiempo te da vivencias, las vivencias enseñanzas, y las enseñanzas temor a lo que pueda suceder, y ese temor no es más que la puerta de entrada de la oscuridad, una oscuridad que nos toca afrontar solos.

Parecía que noviembre iba a ser un buen mes, durante un instante pensé que iba a terminar bien, pero una semana escasa de que acabara me di cuenta de algo. Algo que tiene que ver conmigo y que parece ser una carga pesada que voy a arrastrar durante lo que me queda de existencia. Me gustaría deciros que es, pero creo que va a ser el primer secreto que os guarde, al menos de momento. Con el tiempo lo cuento todo, el caso es que esto necesito asumirlo primero yo, antes de poder llegar a decir nada.

Espero que Diciembre, el cierre del año, sea mejor, porque si no de todo el 2011 solo voy a querer recordar tres meses, el resto, a este paso, empiezan a sobrarme un poquito bastante.

Por favor, que el año nuevo llegue pronto.

4 comentarios:

rush-cw dijo...

Haces bien dejando pasar un poco las cosas y no dándoles tantas vueltas , que lo único que se consigue con eso es volverse loco o más loco depende de como lo veas jajaja.

Ahora ya hablando en serio sobre lo que dices , tuviste un año con altas y bajas pero lo que vale la pena recordar es lo bueno por una simple razón , lo malo ya lo superaste ya te hizo aprender algo sea lo que sea y lo bueno es lo que te hace ver que aunque todo estuvo mal hubo momentos buenos en este año y creo que ya estoy dándole vueltas a esto. El punto es que espero que este último mes mejore para ti y que veas un poco de luz en esa oscuridad , suerte con ese asunto que tares entre manos y ojala encuentres una solución pronto o simplemente como dices se desgaste por sí solo.

Echale ganas que el 2012 ya esta a la vuelta de la esquina y esperemos que este nuevo año sea un año mucho mejor con muchas cosas buenas que recordar.

Saludos

Muñekita Cat dijo...

Ola!! tu blog está genial, me encantaria enlazarlo en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacate@gmail.com

besosss

Catherine

Víctor Cardona dijo...

No tengo el placer de conocerte personalmente y hace relativamente poco que te voy siguiendo por otra red social. Son casi las 3 de la noche y acabo de leer tu entrada.

No soy nadie para darte consejos y tampoco sería capaz porque es muy osado coronarse como gurú de la vida. Sólo sé que algo así he vivido durante estos meses. Supongo que nuestras experiencias serán totalmente diferentes e incomparables y que por mucho que le quiera dar vueltas, tal vez lo que te pueda decir te sea inútil. Pero no me voy a reprimir.

Seguro que lo estarás pasando mal, pero quiero que sepas que el primer paso para empezar la remontada en montaña es aceptar que sólo tú puedes solucionarlo. Así que estás en buen camino.

Dentro de poco miraremos hacia atrás y nos reiremos de nosotros mismos.

Ánimos :)

sanoro dijo...

La vida es así, consiste en épocas buenas (más bien cortas) y épocas peores (más largas que las anteriores) y luego épocas en las que ni "fu ni fa" (las más habituales) El problema es que siempre nos parece que estamos en la época mala. A mí me sucede, que siempre pienso que todo me sale mal, pero según va pasando el tiempo, miro atrás y observo que no era tan malo como yo pensaba, y que siempre se puede estar peor.

Pero bueno, de todas formas no te veo tan mal, ya que sabes que hay que deshacerse de lo malo y te estás enfrentando a ello para superarlo.

Así que sigue así. Espero que el 2012 sea un año mejor para todos (mi 2011 también fue un año para olvidar) y que poco a poco nos olvidemos de todo lo que nos ha pasado este año.

Bss