¿Dispuesto a vivir?

Vivir significa enfrentarse a la vida. Reir, discutir, sentir. Enfadarse y alegrarse. Opinar. Aceptar y rechazar. Vivir comprende un término base: luchar. Desear no morir. Querer seguir adelante siempre. Vivir significa querer vivir bien. No dejar que el tiempo pase y morir deprimido. Intentemos hacer que nuestra vida sea mejor. Hablemos... No sé, ¿de vivir?

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Querido Partido Popular...


Mira la foto que encabeza ésta entrada. Dos mujeres sonriendo. Sí, sonríen, sí, son felices, sí, están contrayendo matrimonio.

El hecho de querer modificar una ley ya instaurada con ánimo de denigrar a los afectados por la misma no explica más que una forma de intentar volver hacia el pasado y de ignorar que los homosexuales también somos personas y tenemos todo el derecho del mundo a ser tratados con igualdad. Yo no quiero contraer una pareja de hecho, un mero papeleo, quiero contraer matrimonio, una prueba de mí amor.

Con el tiempo y siempre despacio los homosexuales poco a poco hemos conseguido que se nos tenga más en cuenta como personas que somos. El hecho de querer trastocar sus derechos no nos hace más que retroceder al hecho de que necesitamos cambiar, es una forma de intentar afrentar algo que cada día está más normalizado y generalizado con un afán ridículo: Ganar más votos.

Los homosexuales no necesitamos cambiar. Que cambies un nombre no va a cambiar lo que somos, sólo vas a ayudar a la gente que no sabe a quién creer, y a todo ese grupo de retrógrados que te apoyan, a ser un poco más estúpidamente felices, por que mira por dónde pienses lo que tú pienses, tengo clarísimo que somos personas con derechos. Has leído bien, personas. Quédate con ese concepto que a veces se te olvida.

Que intentes modificar el pensamiento colectivo haciéndonos ver como una minoría a la cual manipular a tu antojo solo muestra una cosa: No quiero que alguien como tú me represente, no quiero que alguien que no ve con buenos ojos el hecho de que yo quiera alcanzar mi felicidad a mí manera dicte mi futuro. No quiero como líder a alguien que no es capaz de verme como un ser que siente y padece.

El hecho de modificar una ley establecida es una tontería, una mera pérdida de tiempo para intentar que todos esos individuos que todavía viven en el franquismo crean que realmente mantienes su pensamiento, que estás apoyando a la extrema derecha con tus pésimos argumentos. ¿No te gusta la palabra matrimonio? Llámalo como quieras. Solo estás haciendo una cosa, ganar unos años, desacelerar el proceso de normalización de la homosexualidad que, al final, y con el paso del tiempo, dejará de ser algo excepcional a algo común. Porque sinceramente, que existimos es un hecho, que sentimos otro y por mucho que tú quieras intentar apartarnos no vamos a dejar de estar menos orgullosos de ser quienes somos.

Así que por favor, querido Partido Popular, si realmente no quieres herir sensibilidades, deja al colectivo homosexual tranquilo. Yo, aunque sea gay, también tengo sentimientos, y que me intentes marginar por ser lo que soy, duele, deja mi sensibilidad tranquila. Vais a durar en el poder cuatro años, a lo sumo ocho si la gente no se da cuenta de toda la cantidad de corrupción, mentiras y formas fraudulentas de conseguir beneficio propio que cargáis a la espalda. Deja todo como está y deja nuestras leyes que tanto nos ha costado conseguir en su sitio, para que, cuando caigas, podamos seguir progresando.

2 comentarios:

sanoro83 dijo...

Espero de verdad que al final no se modifique la ley, pero no sé, no creo que el PP vaya a dejar las cosas como están. Pero bueno, hay que tener esperanza y pensar que se darán cuenta de que somos todos iguales y que no hay que hacer diferencias en estos aspectos.

Bss

Flyman dijo...

No creo que la cambien, tienen cosas mucho más urgentes que plantearse, para cuando puedan permitirse pensar en si la cambiar o la derogan no estarán por la labor de meterse en ese jardín; recordemos en el 2013 hay elecciones europeas...